Menudos pezones le comí el otro día a una negra chupona

Aquel día sólo tenía ganas de que una buena chupona me hiciera una mamada de aquellas que te dejan seco, así que cuando vi a aquella negra tetona en la fiesta con esos labios tan carnosos supe que me iba a hacer feliz. Pero cuando después le quité el sujetador para comerle las tetas descubrí que también tenía unos pezones enormes, tan grandes que ni me cabían en la boca.



Leave a Reply