Terry Nova y el porno 3.0

Porno 3.0 podría ser definido como el descubierto por las grandes productoras norteamericanas que operan en la red al observar que en internet su competencia era, ni más ni menos, que las parejitas que subían sus propios vídeos. Cuerpos naturales y polvos nada artísticos, sino simples folladas con cuerpos de apié. Comenzó a ponerse de moda el porno donde salían chicas con cuerpos naturales pero morbosos. La tendencia sexual de los años 30 se recuperó y la carne en abundancia de nuevo vendería hasta tal punto que actrices como Gianna Michaels llegaron a ser las mejores pagadas de la industria a nivel mundial por una simple cuestión de ventas.


Las series de “Big tits round asses” se empezaron a comer el mercado y productoras como Bang Bros o Brazzers se repartieron este gran pastel con sus series (gran parte de ellas, de acceso gratuíto en los sistemas P2P) llegando a convertirse, gracias a estas, en las productoras más populares de la red. Por su parte los hombres perdieron, en gran medida, su importancia en escena al pasar a filmar al modo “Gonzo” donde se representa la mirada de un mirón, un mirón masculino claramente heterosexual.
De esta nueva generación de actrices, muchas son bien conocidas por todos/as. Además de Gianna, Carmella Bing o Brandy Talore comenzarón a emerger actrices europeas con la misma tendencia. Una de las más famosas, sino la más, es Terry Nova. Un tipo de actriz que jamás hubiese triunfado en los 90. Una chica que seguro durante su adolescencia había pasado totalmente desapercibida por los chicos de su edad pero, sin embargo, un éxito de ventas en internet:


Leave a Reply