Jovencita masturbándose al llegar del trabajo.

Es una jovencita que abandonó los estudios en cuanto terminó la guardería, por lo tanto es analfabeta funcional y trabaja de cajera en un supermercado. Y es que, todas las chicas que trabajan en supermercados, son unas analfabetas funcionales. Y muy putas, por supuesto. Esta, en cuanto llega a casa de trabajar, tiene la sana costumbre de masturbarse con su consolador hasta correrse como una bestia parda.



Leave a Reply