El jefe intenta follarse a la chacha el primer día

Esta chacha tenía la costumbre de poner cachondos a sus jefes cuando les limpiaba la casa, porque se ponía para trabajar un vestidito de látex rosa que quitaba el hipo. Pero un día encontró a un salido que no se cortó y empezó a meterle mano a la pelirroja sin parar hasta que consiguió follarsela a cuatro patas en el sofá.



Leave a Reply