Follada encima de la mesa

Esta parejita no ha resistido la tentación de follar encima de la mesa. A la muy viciosa no se le ha ocurrido otra cosa que subirse a la mesa y esperar a que su vecino la folle hasta el fondo. Es tan viciosa que no para de gemir mientras recibe entre sus piernas. Para acabar la follada a esta tía no se le ocurre otra cosa que mamar hasta que su vecino explota con una gran corrida en su boca. ¿Tenéis alguna vecina así?


Comments are closed.