Mamada mañanera de una dormilona

A esta putita le gusta jugar en la cama. Se acaba de despertar y aún parece medio dormida pero está muy muy cachonda. Le encanta mostrarse toda excitada. Moja sus braguitas rosas mientras pone caliente a su novio que la está grabando. Ella se esmera rozando toda la polla por sus pezones. Al final acaba comiéndole toda la polla y los huevos mientras él se muere de gusto. Como no podía ser de otra manera ésta putita acaba con una gran corrida en su boca.


Leave a Reply