Abundante corrida en la cara de tía viciosa

Esta tía de pelo castaño, tetas pequeñas y boca grande, le encanta degustar prepucios. Devora rabos a diestro y siniestro, no hay macho que se le resista. Para ello no duda en arrodillarse, sobar un poco el paquete y comer y lamer el rabo con mucho vicio. Hoy a quedado con un amigo para comerle el rabo. Sabe que no tiene una gran polla pero a ella le basta porque sabe que su abundante corrida, una vez que estalle, caerá sobre su boca y cara y con esto, ella se da por satisfecha.
facial en el baño


Leave a Reply