Alemana es follada por el culo mientras se hace la dormida

A esta modosa alemana le encanta hacerse la dormida. Eso pone más cerdos a los chicos con los que folla. Parece no enterarse de lo duro que están los rabos cuando en realidad disfruta como una auténtica perrilla en celo. No se conforma que le penetren su gran chochito decorado con un piercing si no que busca que le perforen el ano para notar más si cabe el pene de su amigo. Al final de la follada se despierta para recibir en su boca la corrida calentita.



Leave a Reply